jueves, 24 de septiembre de 2009

Lo que contestó Luis Alberto Sánchez a un político de la época

Las expresiones de Ollanta Humala en la ciudad del Cuzco, no sólo han despertado comentarios de cinismo e hipocresía en la clase jurásica de la política peruana de hoy, sino que, además, ha permitido recordar a estos políticos que, la historia de libelos, en la clase política sobra. La diferencia es que el debate político de antaño era respetado y alturado a diferencia de lo que se ve ahora. Señores apristas, políticos y periodista de la gran prensa, este pequeño blog les recuerda lo que dijo un aprista e intelectual en el siglo pasado.
Un político insinuó que Luis Alberto Sánchez había sido víctima de infidelidad conyugal en su primer matrimonio al que Sánchez respondió: “En todo caso, una situación como esa tiene solución de acuerdo al Código civil: el divorcio. En cambio, señor, la condición de hijo de puta ¡Esa no la borra nadie!”. ¿Cuál es su comentario señores de la estrella? A propósito de la expresión, Hernando de Soto le dijo, también, al entonces candidato perdedor Vargas Llosa: “Hijo de puta”.
Recordemos otras expresiones de políticos de ayer que pueden dañar los oídos de los políticos de este tiempo. Un político decía: “Solo Dios y los imbéciles no cambian” Federico More, político y gran periodista, comentó: “Ignoro lo que pensara Dios de la frase, pero sé que a los imbéciles les encanta” En otra oportunidad el mismo More escribió: “Los apristas son búfalos educados por asnos”. Parece que no se equivocó.
Otro intercado sucedió a promediar 1948. Se desató un debate entre un político comunista representante por Puno. Su nombre José Macedo Mendoza, éste criticó la filosofía de Víctor Raúl Haya de la Torre. Con la bufalada aprista se desató el siguiente diálogo:
_ Lo que pasa es que no ha leído Espacio Tiempo Histórico
_ Sí lo he leído
_ Lo ha leído, pero no lo ha digerido
_ Lo he digerido y ha seguido su curso normal.
Los datos que registraron los medios de ese tiempo es que los apristas desataron un escándalo. Así podemos ir recordando los libelos o insultos de los políticos de ayer y de hoy. La diferencia es que los politicos de hoy han dejado de ser intelectuales y grandes polemistas. Son, por el contario, parte de la jurásica política en desprestigio.

2 comentarios:

JUSTINO AYMA COPA dijo...

Felicitaciones por la citas. Hoy los DELINCUENTES y CORRUPTOS, dicen: "Solo los que no hacen nada, no se equivocan", de esta manera quieren apañar o engañarnos, diciendo que sus DELITOS y CORRUPCIONES son equivocaciones o errores. No podíamos esperar menos de est@s CÍNIC@S y CONCHUD@S.

Carlos Rivas dijo...

El político puneño dio una respuesta genial. Solo la frase final. "Lo he digerido pero ha seguido su curso normal" equivale a todas las "doctrinas" de sus oponentes, especialmente cuando estas "doctrinas" son discursos huecos, sin contenido, sin filosofía.